Metodologías Ágiles: ¿qué son y por qué implementarlas en tu empresa?

2Brains
Viernes, 15 de Marzo

En un mundo en donde la eficiencia y la adaptabilidad son fundamentales para alcanzar el éxito de las empresas, las metodologías ágiles se han convertido en una herramienta muy útil para mantenerse competitivas en el mercado.

Las metodologías ágiles tienen su origen en la gestión de proyectos de desarrollo de software, cuyos equipos constantemente se enfrentaban a las dificultades producidas por los métodos tradicionales ante la presencia de incertidumbre, cambios rápidos y emergentes en plazos acotados y la dificultad de estimar necesidades de negocio poco claras.

Como respuesta a esto y con la irrupción de la tecnología como un habilitador de nuevos negocios, se buscó implementar metodologías ágil de trabajo centradas en la flexibilidad, la colaboración y la adaptación al cambio, permitiendo así responder de manera eficiente a las necesidades del cliente y de las constantes transformaciones del mercado.

Ya durante los últimos años, y sobre todo con la llegada de la pandemia, muchas organizaciones comprendieron la importancia de acelerar sus procesos de transformación digital, en cuyo centro está la adopción de estas nuevas metodologías de trabajo.

¿En qué consisten las Metodologías Ágiles?

Las metodologías ágiles son un conjunto de técnicas y prácticas que permiten reducir la incertidumbre a través de enfocarse en ciclos de trabajo cortos e iterativos, con el objetivo de conseguir generar valor en forma temprana y eficiente al cliente.

Para ello, estas metodologías se basan en el trabajo colaborativo entre el negocio y los equipos de desarrollo, con foco en entregar valor temprano al cliente e inspirado en técnicas lean que permiten reducir la incertidumbre mediante la división del producto y su evolución en diversas iteraciones más pequeñas y manejables.

Las metodologías ágiles buscan empoderar a los equipos y entregarles autonomía para que puedan construir el mejor producto posible según sus capacidades y de forma autoorganizada.

Por último, es importante señalar que las metodologías ágiles corresponden a un gran avance con respecto a enfoques tradicionales de trabajo, caracterizados por una planificación y estimación detallada de esfuerzos y un alto nivel de control, por lo que tienden a ser más rígidos y menos aptos para entornos de alta incertidumbre.

Lo anterior genera dificultades ante los eventuales cambios que se presenten para resolver necesidades emergentes y suelen ser altamente resistidos por la cantidad de retrabajo y replanificación que requieren.

¿Por qué implementar metodologías ágiles en mi empresa?

Las metodologías ágiles buscan por sobre todas las cosas el conseguir los mejores resultados de negocio y de forma más temprana en entornos de alta incertidumbre como el actual.

Al respecto, los resultados esperados de una transformación ágil son:

  • Mejores resultados de negocio: Las empresas que han adoptado una transformación ágil profunda, generalmente poseen un mejor desempeño que sus pares en términos de resultados financieros, eficiencia operacional y capacidad de innovación, como ha sido reflejado en múltiples estudios.
  • Mejor compromiso de empleados: Las empresas ágiles poseen aproximadamente un 30% de mayor compromiso de sus empleados, lo cual es la diferencia entre tener colaboradores altamente contentos y comprometidos, frente a empleados que potencialmente están buscando nuevas oportunidades fuera de la organización.
  • Romper silos organizacionales: La agilidad busca la colaboración efectiva entre el negocio con los equipos de trabajo que desarrollan proyectos, esto lleva a romper silos organizacionales logrando colocar una mirada única de cliente en el centro.

Lo anterior se consigue gracias a que los equipos se conforman de manera multidisciplinaria y autoorganizada, estos trabajan en conjunto para lograr los objetivos de negocio establecidos para cada iteración, lo que sumado a la retroalimentación constante y el enfoque en la entrega temprana de valor, da como resultado la posibilidad de realizar ajustes rápidos y responder a los cambios y requisitos emergentes de manera oportuna y eficiente.

Además, las metodologías ágiles permiten una mayor transparencia y visibilidad del progreso del proyecto que se esté llevando a cabo gracias a herramientas de gestión visual como los tableros Kanban o tableros digitales de tareas, los cuales permiten visualizar y gestionar el flujo de trabajo.

Así entonces, los miembros del equipo pueden tener una visión clara del estado de las tareas a realizar, lo que facilita la identificación de posibles cuellos de botella o retrasos en los procesos productivos.

Impacto de la agilidad en los negocios

Una ventaja importante de implementar metodologías ágiles en una organización, es el foco en la transparencia tanto en su trabajo, priorización, así como también en los resultados de negocio.

Las transformaciones ágiles deben ser medibles en términos de su capacidad de entrega (output) así como en su impacto al negocio (outcomes) y estos deben ser compartidos con la organización.

Lo anterior entrega dimensiones más profundas para comprender la productividad real de los equipos ágiles en términos de entregar soluciones en forma temprana, pero entendiendo el impacto de estas al negocio.

En 2Brains buscamos siempre poder entender el impacto de las transformaciones que lideramos, mostrando cómo los equipos son capaces de tener un delivery impecable que sea altamente medible y gestionable (output o capacidad de entrega), pero que tambien permita que los equipos puedan reflexionar en la efectividad del trabajo que realizan a través de la medición el impacto al negocio, con el fin de aprender en forma temprana y validada como entregar los mejores resultados a las empresas.

Si quieres saber sobre cómo implementar metodologías ágiles en tu empresa, contáctanos a través del formulario de contacto y estaremos encantados de poder contarte un poco más, ver cómo ayudarte en tu siguiente proyecto y elegir qué tipo de metodologías necesitas para tu negocio.

Suscribirme al newsletter

Descubre más

¿Tienes algún proyecto en mente?